Los Aguinaldos: Una tradición hecha juego.

Llego diciembre y con ello una de las tradiciones mas antiguas y queridas por los colombianos, el clásico juego de aguinaldos. Aguinaldo significa regalo y es la época más esperada por todos, justamente porque es el inicio de intercambio de obsequios mientras se anhela la llegada simbólica del niño Jesús en nuestras familias.

Muchos lo hemos jugado en nuestros hogares con amigos y vecinos entre el 16 de diciembre y el 24 del mismo mes para recibir “los aguinaldos” que deben ser pagados durante esta fecha.

Este popular juego consiste en tratar de entregarle algo al competidor quien debe abstenerse de recibirlo; el juego del “sí y el no”, donde las personas que se involucran no pueden usar las palabras “sí” y “no” frente a los otros jugadores y sí por equivocación este lo llegar a usar deberá entregar un regalo durante la noche del 24 de diciembre a los demás competidores.

La historia de este juego según expertos se dio gracias a la herencia de las sociedades americanas y de las romanzas españolas, quienes, despertaban los sentimientos de alegría y bondad que daban inicio a la navidad. Dicha historia se trasladó a algunos pueblos colombianos a través de los años en donde aun se juega el ya mencionado y se adorna con desfiles y disfraces.

En Tunja, por ejemplo, el tradicional Aguinaldo se celebra desde 1947, cuando el agente de Policía Carlos Julio Umaña empezó a realizar desfiles por las calles de Tunja, donde los policías salían disfrazados con vejigas de cerdo que azotaban con fuerza contra el piso, para recordar la tradición de los “negros de Noche buena”, en las que se golpeaban contra el suelo produciendo un sonido que asustaba a los que asistían a los desfiles, principalmente a los niños, quienes lloraban en los hombros de sus padres por el temor que este producía.

Este año la edición del evento será virtual entre los días 16 de diciembre y 24 del mismo mes.

Por ejemplo, en el municipio de Mongua (Boyacá), los matachines y diablos llevan más de 200 años en las calles realizando diferentes desfiles o caminatas heredadas de una costumbre pagana por parte de los españoles en los llamados aguinaldos.

Pero no es una costumbre típica de esta localidad, en por lo menos 50 municipios del departamento aún se conserva esa herencia cultural, solo que de acuerdo a la región se agregan o se cambian algunas de las características, lo importante es disfrutar y recuperar o mantener esa tradición de nuestros antepasados, que precisamente por lo curiosa se resiste a desaparecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola Bienvenid@s a la emisora La Vallenata Fm